II ENCUENTRO FAMILIA DEHONIANA

lunes, 11 de febrero de 2019

Cine: La reina de Katwe

La protagonista, Phiona Mutesi, pregunta a su madre: “Mamá, ¿crees que se pueden hacer cosas grandes en un lugar tan pequeño?”. Phiona, una joven ugandesa, que vive con su madre viuda y sus hermanos, nos demuestra que sí. Su descubrimiento y pasión por el ajedrez, le lleva a pasar de ser una vendedora ambulante de maíz en los barrios marginales de Katwe (Kampala) a campeona de ajedrez. El ajedrez es una buena excusa para mostrarnos el viaje vital de esta joven y de sus compañeros.

La película transmite vida, frescura, color, música. Es delicada y sincera. Conmueve desde lo positivo, desde la vida cotidiana de los personajes y no desde la crudeza de la realidad de pobreza en la que viven. Nos permite soñar y recordar aquellas palabras de Segundo Galilea: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”.

Los personajes son creíbles y cargados de humanidad que nos enseña cómo debemos superar los obstáculos y aprovechar las oportunidades que la vida nos presenta, sin tener que esperar a que venga un salvador (normalmente el hombre blanco) a salvarles. La película “te emocionará”. 


 (Pastoral Claretianas)

lunes, 4 de febrero de 2019

Música: Sí que puedes


martes, 29 de enero de 2019

¿A qué esperas?

Ya puedes inscribirte al II Encuentro de Familia Dehoniana. Será del 15 al 17 de febrero en el Complejo Fray Luís de León, en la Sierra de Guadarrama (Madrid) Te invitamos a que vivas un fin de semana impregnado de Carisma Dehoniano. Más información en www.lapasiondelcorazon.com


jueves, 24 de enero de 2019

Cine: La música del silencio

Amos Bardi es un chico rebelde y arisco, pero con un extraordinario talento musical marcado por una infancia y juventud difíciles debido a su  grave problema de vista (glaucoma) que lo dejará ciego. Esto le lleva a ser una persona insegura incapaz de gestionar todo su potencial para la música. Su vida gira 360ª cuando se encuentra con “el maestro”, que le ayudará a descubrir su verdadero potencial y a encontrar la auténtica música del silencio. El esfuerzo merecerá la pena y su vida cambiará poco a poco, llegándose a convertir en uno de los grandes tenores de nuestro tiempo, Andrea Bocelli.

¿Por qué ver “la música del silencio?

Si tuviera que titular la película de otra manera, sería: “No ceder ante la desesperanza”.  Si te gusta Andrea Bocelli, su voz, su música…  esta es tu película y la disfrutarás. Algunos críticos de cine la han catalogado de poca calidad, aburrida y muy lenta, incluso pasada de moda en algunos momentos.
Nos acerca a la vida de una persona antes de ser una estrella mundial. Solo ver como se abrió camino en la vida, en la industria de la música, a veces, tan cruel… ya merece la pena. El mismo Andrea Bochelli a la hora de aceptar este proyecto solo pidió una cosa: “que no se centrara en  su ceguera y que no fuera vista como una discapacidad”.

  • La importancia de buscar desde el silencio la misión diaria de cada uno. “El silencio es lo más importante y la disciplina más difícil de todas”.
William Shakespeare, dijo una vez: “Es mejor ser rey de nuestro silencio que esclavo de nuestras palabras”. Desde lo profundo de “La música del silencio” brota la reflexión que nos recuerda que para madurar hay que aprender a callar. El éxito en nuestra vida se consigue por medio de la madurez, en este caso del silencio. El protagonista, inmaduro se queja demasiado, se desespera hasta que llega a entender que tiene que aprender a callar, aprende que en el silencio también hay música… su mejor melodía, su mejor voz. Una voz que “enamorará” a millones de personas en todo el mundo. “Estas preparado para que la música sea lo único en tu vida”


(Pastoral Claretianas)

sábado, 19 de enero de 2019

II Encuentro de Familia Dehoniana

¿Qué necesitas en este momento? Conectar, sentir, orar y compartir... ¡Inscríbete al II Encuentro de Familia Dehoniana! Más información en www.lapasiondelcorazon.com 


martes, 15 de enero de 2019

Leer: Los juegos del hambre

Tres libros: Los Juegos del Hambre, En llamasSinsajo, sirven para contar una historia, la de Katniss Everdeen y su lucha por sobrevivir y encontrar su lugar (y su libertad) en una sociedad apocalíptica. Una serie de novelas que describen una sociedad estridente, pero en la que no resulta difícil reconocer rasgos de nuestro mundo. Una sociedad de barreras y límites, donde unos pocos (los habitantes del Capitolio) viven a costa del esfuerzo y el trabajo de una mayoría empobrecida (los habitantes de los Distritos). 

Para esa minoría que disfruta de las ventajas, el entretenimiento es  la mayor aspiración, y el mejor entretenimiento es el que proporcionan los Juegos del Hambre, una competición a vida o muerte entre jóvenes de los distritos. Una competición retransmitida en vivo, un reality show extremo y definitivo donde solo puede quedar uno. ¿Cabe, en ese contexto, la resistencia? 

¿Es posible la colaboración de quienes están condenados a destruirse? ¿Qué amor puede surgir donde el egoísmo es el mejor refugio? ¿Cabe bondad en la cara frívola del mundo? ¿Y ambigüedad en la cara heroica? La historia es interesante. Los personajes son mucho más complejos que los habituales en las sagas juveniles y adolescentes. La división de los personajes se aleja del maniqueísmo de otras series juveniles de reciente memoria. Y encima, está escrito con frescura, con trazo ágil que permite (e incita a) una lectura rápida.

«Me paso el resto de la noche dando cabezadas, imaginándome los comentarios cortantes que le haré a Peeta Mellark por la mañana. Peeta Mellark. Ya veremos lo noble y elevado que se vuelve cuando tenga que decidir entre la vida y la muerte. Seguramente se convertirá en uno de esos tributos bestiales, de los que intentan comerse el corazón de alguien después de matarlo» (p. 157)

(Pastoral Jesuitas)

jueves, 10 de enero de 2019

Corto: Cuerdas

A veces no sabemos mirar. Pero hay quien más allá de una primera mirada, de un juicio rápido, de una etiqueta que te lleva a definir la realidad de manera incompleta, es capaz de ver a las personas. Quien se niega a rendirse. Quien elige regalar alegría y ternura. Quien ve posibilidades donde otros solo ven muros. Quien cree en los otros.  Esa es la gente que será capaz de amar a corazón abierto.