ACTIVIDADES DE VERANO 2018

miércoles, 11 de julio de 2018

Música: ¡Qué bonito!


viernes, 6 de julio de 2018

miércoles, 4 de julio de 2018

viernes, 29 de junio de 2018

Cine: Mi mundial

El camino es la recompensa”. En este eslogan promocional han querido resumir los productores del filme las muchas y buenas ideas que contiene “Mi mundial”, que cuenta la historia de Fernando Torres “Tito”, un genio con la pelota. Con sólo 13 años le ofrecen un contrato con el que podría dedicarse a lo que más le apasiona, el fútbol, y sacar a su familia de la pobreza. Poco preparado para lidiar con las presiones de la vida de un jugador profesional, abandona la escuela y se aleja de los amigos y de Florencia, la chica que le gusta. A un paso de consagrarse, una circunstancia inesperada lo obligará a enfrentarse con el mayor desafío de su vida.
A pesar de su apariencia, “Mi mundial” no es exactamente una película sobre fútbol, que es solo el contexto sobre el que está construido el relato. Porque la cinta trata sobre todo de la familia: de las preocupaciones de los padres de Tito por su educación y sus estudios, de las dificultades económicas que atraviesan, de sus dudas, motivaciones, ilusiones, desánimos… Y también del mejor legado que pueden dejar a Tito y a sus hermanos: el ejemplo de una vida digna y honrada, forjada a través del sacrificio y del esfuerzo. No vendría mal que muchos jóvenes deportistas (chicos y chicas) y sus padres viesen esta película: seguro que les hace pensar.

miércoles, 27 de junio de 2018

Música: La Tempestad


lunes, 25 de junio de 2018

Voluntariado misionero Quito 2018

Los Voluntarios Dehonianos que irán a Quito este verano  han participado en el Envío Misionero y la última formación.

Noelia, Ramón y Sara son los voluntarios que vivirán esta experiencia misionera. Afrontan este momento con mucha ilusión y ganas de entregarse en los diferentes proyectos que tendrán en Quito.

Allí participarán activamente y desarrollarán su labor en los campamentos vacacionales, charlas a parejas y matrimonios, talleres y dinámicas para jóvenes, apoyo al estudio, Callejeros de la Fe, comedor social Maria Madre Buena…por delante queda mucho trabajo pero con mucha ilusión y como enviados de Dios a evangelizar en la Argelia.

Tanto el encuentro como la Eucaristía ha tenido lugar en la Curia Provincial, donde han estado acompañados del Superior Provincial, P. José Luis Munilla, y el Delegado de Misiones, P. Raúl del Val.




domingo, 24 de junio de 2018

Con el corazón en el domingo

Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo.
Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella.
A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre;
pero la madre dijo: "No, debe llamarse Juan".
Ellos le decían: "No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre".
Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran.
Este pidió una pizarra y escribió: "Su nombre es Juan". Todos quedaron admirados.
Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios.
Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea.
Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: "¿Qué llegará a ser este niño?". Porque la mano del Señor estaba con él.
El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel. 

sábado, 16 de junio de 2018

Cuento: La flor de la honestidad

Se cuenta que alrededor del año 250 a.C. en China, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador y de acuerdo con la ley debería casarse.
Resolvió hacer un “concurso" entre las jóvenes de la corte y aquellas que él consideraba dignas de su propuesta. 

Al día siguiente el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las jóvenes y lanzaría un desafío. Una viejita, empleada del palacio hacía muchos años, oyendo los comentarios sobre los preparativos sintió tristeza, pues sabía que su hija nutria un sentimiento de profundo amor por el príncipe.
Al llegar a su casa y relatar el hecho a su hija se asombró al saber que ella pretendía ir a la celebración, e indagó incrédula:

- Hijita, ¿qué vas a hacer allí? Estarán presentes todas las bellas y ricas muchachas de la corte. Sácate esa idea de la cabeza. Se que estas sufriendo, no vuelvas tu sufrimiento en una locura. 

Y la hija respondió: 

- No querida mamá, no estoy sufriendo y mucho menos enloqueciendo. Se que jamás podré ser la elegida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos algunos momentos cerca del príncipe, y esto me hace feliz. 
 
A la noche la joven llegó al palacio. Allí estaban todas las bellas muchachas con los más esplendorosos vestidos, con las mas bellas joyas! Entonces finalmente, el príncipe anunció el desafío:

- Les daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que dentro de seis meses me traiga la más bella flor, será elegida mi esposa y futura emperatriz de China.
 
La propuesta del príncipe no evitó las profundas tradiciones de aquel pueblo, que valorizaba mucho la especialidad de "cultivar" algo, sea costumbres, amistades, etc...
El tiempo pasó y la dulce joven, como no tenía mucha habilidad en las artes del jardín, cuidaba con mucha paciencia y ternura su semilla, pues sabia que si la belleza de la flor surgía en la misma extensión de su amor, no necesitaba preocuparse del resultado.
Pasaron tres meses y nada surgió. La joven intentó de todo, usó todos los métodos que conocía pero nada había nacido. 

Día tras día ella percibía cada vez más lejos su sueño, y cada vez más profundo su amor....
Por fin los seis meses habían pasado y nada había brotado. Conciente de su esfuerzo y dedicación la joven le comunicó a su madre que independiente de las circunstancias volvería al palacio en la fecha combinada, pues no pretendía nada más que un momento en compañía del príncipe. 

En el día fijado ella estaba allí con su florero vacío. Las otras muchachas también se hicieron presentes, cada una con una flor más hermosa que la otra, de las más variadas formas y colores.Ella estaba admirada, nunca había presenciado tan bello espectáculo.

Finalmente llega el momento esperado y el príncipe observa cada una de las muchachas con mucho cuidado y atención. Después de pasar por todas, una a una, anuncia el resultado e indica a la bella joven como su futura esposa. 

Las personas presentes tuvieron las más inesperadas reacciones. Nadie comprendió por qué había elegido justamente aquella que nada había cultivado.
Entonces, tranquilamente el príncipe aclaró:

- Ella fue la única que cultivó la flor que la volvió digna de ser emperatriz. La flor de la honestidad, pues todas las semillas que entregué eran estériles.
 
La honestidad es como una flor tejida con hilos de luz que ilumina a quien la cultiva y esparce claridad en derredor.
Autor desconocido.