ACTIVIDADES DE VERANO '15

ACTIVIDADES DE VERANO '15

jueves, 27 de agosto de 2015

Anuncio: Lift

Como parte de la campaña “It's never just business” (“Nunca es solo negocio”), la agencia de publicidad Grey ha lanzado un nuevo spot para uno de los grandes bancos ingleses. HSBC. La idea de fondo es que una empresa no es nunca un simple negocio: implica personas, relaciones, proyectos.
Para eso, muestra el desarrollo de la vida de un empresario, desde que lanza su compañía en 1974 hasta la actualidad. En el camino, podemos ver cómo va creciendo su espíritu emprendedor y su liderazgo hasta convertir su empresa en una compañía multinacional. Pero hay un elemento muy original: todo transcurre en el trayecto de subida de un ascensor.

El spot es una metáfora sobre los negocios y las personas que los dirigen. Nos lleva a través del tiempo, y nos hace ver y sentir todos los acontecimientos que suceden durante un ciclo comercial. Sí, se trata de un viaje de ascensor, pero es el viaje en ascensor más extraordinario del mundo”, describió Nick Rowland, Director Creativo de Grey London.

Mientras el ascensor -y el negocio- empieza a subir, una multitud de historias entra en escena en el espacio de dos metros cuadrados: contrata a los primeros empleados, da la mano en el primer acuerdo, hace crecer el negocio... Y, mientras, un empleado va a ser padre, y otro celebra su aniversario. Y él tiene sus primeros hijos... Luego vienen las discusiónes, y también la época de recesión. Pero el negocio sigue adelante, y viene la fase de expansión, y los acuerdos con inversores extranjeros...

Dadas las dimensiones del ascensor, el rodaje estuvo muy concentrado en los detalles, desde el vestuario y el maquillaje hasta los peinados y accesorios. No sólo el actor tuvo que parecer 40 años más viejo hacia el final del anuncio, sino que todo en el ascensor tenía que representar el estilo de época en el que se encuadraba. El resultado: una obra maestra, que nos hace emocionar y nos hace sonreír. Un maravilloso ejemplo de storytelling, que nos dice muchas cosas del banco, sin mostrarlo siquiera.

martes, 25 de agosto de 2015

LEMA 2015/2016

Todos diferentes. Cada uno con nuestras inquietudes, miedos, ilusiones, sueños. Cada cual con su historia personal. Pero un solo corazón. Así somos los dehonianos. Muy diferentes entre nosotros, sí, pero con un único objetivo: dar y entregar la vida como lo hizo Jesús y como nos recordaba el padre Dehon. Abriendo el corazón.

Los dehonianos somos 100% Corazón. De hecho ya sabes que nuestro nombre “oficial” es el de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. Así que lo llevamos en el adn y es parte esencial de lo que somos. Pero somos 100% Corazón de un modo muy concreto: estamos hechos de entrega. Así que nada de sensiblerías y ñoñeces. Ser 100% Corazón te cambia todo: desde tu modo de ver el mundo, a tu manera de escuchar, comprometerte, comunicarte… e, incluso, tu modo de vestir, porque los dehonianos vestimos nuestra vida de misericordia y compasión. La del Corazon de Jesús.

Te proponemos un año pastoral para descubrir qué se esconde detrás de la etiqueta de “dehonianos”. Por ahora quédate con este mensaje: tú también estás hecho de entrega. No lo olvides. 

domingo, 23 de agosto de 2015

Con el corazón en el domingo

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?»
Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.»
Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.» Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él.
Entonces Jesús les dijo a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?»
Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»

Es curioso que la gente que abandona a Jesús, había sido alimentada hasta saciarse en el signo de la multiplicación de los panes y los peces, incluso había querido proclamarlo rey. A nosotros, como a los del tiempo de Jesús, nos gustaría más un Dios manejable y curandero, a quien pudiéramos dirigirnos con la posibilidad de que nos atendiera a nuestro gusto, según nuestros deseos, pero Jesús ya lo rechazó en su época, no les doró ni endulzó la píldora, no se prestó a una religiosidad aseguradora y tranquilizadora. Queremos un Dios que nos evite el proceso difícil de la fe y nos imponga su evidencia y su poder, pero siempre dispuesto a hacer lo que a nosotros nos parece más lógico. Su lógica nos parece inaceptable, lleva a la cruz, por eso le abandonamos con un montón de justificaciones.

Son más ateos o incrédulos, no los que niegan la existencia de Dios, sino los que se niegan a crecer como hombres conformes al modelo del Hombre-Nuevo y es más ateo e incrédulo el que tiene un Dios para satisfacción de su aburguesamiento, confort, posición, superficialidad. Un Dios-Hombre nos impide abusar de Dios y usarlo según nuestra comodidad. Si negamos al hombre, también negamos a Dios. Esta es la espiritualidad del Evangelio, el crecimiento en la fe no excluye los interrogantes, las dudas y las crisis, pero al final se crece en una confianza, que no la da el intelecto sino la relación personal con Dios.

Es lo que expresa San Pedro: “¿También vosotros queréis marcharos? Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos. Y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios”. Pedro y los demás apóstoles no eran más virtuosos que los que abandonaron a Jesus, ni tampoco unos ingenuos que se dejaron convencer, los relatos nos dan muestras de sus resistencias al mensaje y sobre todo a la cruz y sin embargo llegaron a la vida porque eren sinceros en sus actitudes y no tenían doblez (a excepción de Judas). Las palabras que dan vida no siempre suenan bien, pero al final son las que quedan. Suelen pronunciarlas personas que se rigen por el amor, que quieren el bien, que buscan lo mejor, no para ellos sino para aquellos a quienes invitan a tomar decisiones. Por eso la palabra se sustenta en las personas, en ellas adquiere credibilidad, por ellas son dignas de confianza. Esto es lo que le pasó a Pedro y a toda la comunidad que escucha a Cristo con sinceridad y se deja afectar.

domingo, 16 de agosto de 2015

Con el corazón en el domingo

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»
Disputaban los judíos entre sí: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Entonces Jesús les dijo: «Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron;,el que come este pan vivirá para siempre.»
 
Todo el largo discurso de Juan en estos domingos, nos habla de que Jesús es el pan que ha bajado del cielo, para sanarnos de los estragos causados por las preocupaciones  y la falta de sentido en la vida. Ese pan se hace carne y sangre, alimentos para calmar el hambre que ningún pan puede saciar y la sed que ninguna agua puede apagar. Celebrar la Eucaristía, comulgar es gustar ese pan, participar en su misión con los pobres, pero no sabremos apreciar de verdad el pan del cielo, sí nosotros no nos hacemos también pan, alimento para los demás. No comeremos con provecho ese pan celestial, sí nuestra vida no es también entrega a los demás y servicio al mundo.

Jesús es el pan bajado del cielo, para que comamos y recuperemos el buen gusto por la vida. Porque la vida no es sólo comer y disfrutar, sino compartir y conversar sobre lo que más nos importa: construir otro mundo en el que quepamos todos y estemos a gusto. Para los cristianos el pan para el camino es la Eucaristía, que es la fuente de esperanza donde ir a refrescarse y a encontrarse con los que comen el mismo pan. Allí escucharemos: “El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el pan de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre”. Comamos de este pan.

viernes, 31 de julio de 2015

Testimonio Camino de Santiago

A mi hermana, 

Mi experiencia en el Camino ha sido inolvidable. Vienes expectante, sin saber realmente cómo va a ser, sin conocer a más de la mitad de las personas y con muchos miedos de si serás acogida o de si podrás con ello, pero te das cuenta de que no somos más que una panda de chalados con nuestras rarezas fabulosas y de que tus límites físicos no son los que un día pensaste. 

Aunque vengas sin razón aparente, como me pasó a mí, seguro que encuentras una por el camino, hay mucho tiempo para pensar. Yo me di cuenta de que mi razón fuiste tú. El Camino saca lo mejor y lo peor de ti, como mi horrible risa o las llantinas inesperadas, pero no por ello vas a ser criticada. 

La verdad que sí que te cansas, pero el agotamiento físico no tiene ni punto de comparación con el agotamiento psicológico, que por desgracia puede ser más poderoso, sin embargo, se pasa rápido y deja paso a un sentimiento de satisfacción enorme. Ya sabes que nosotras no somos de llorar, pero te aseguro que para mí las llantinas en Sobrado dos Monxes y en la Catedral de Santiago son unos de los momentos más bonitos que me llevo del Camino. No he tenido momentos horribles como tal porque siempre ha habido alguien para sacarte de mi miseria interior: del “no puedo” o el “me subo al coche y listo”; con simplemente una canción, una sonrisa, una mano para tirar de ti o un “quiero conocerte”. Como en Monte do Gozo, con el calor de las cuatro de la tarde y una proposición de cantar Queen dándolo todo, que hizo que 5 kilómetros se pasaran volando. 

El Camino me ha ayudado a pensar qué debo cambiar en mi día a día como no atender a las primeras impresiones, valorar más lo cotidiano y agradecer a papá y a mamá todo los que hacen por nosotras. Y es que esto es otro mundo, no existe el tiempo, te desentiendes del dinero, olvidas las apariencias (y menos mas porque menudas pintas llevamos) y tu cansancio más horrible se puede transformar de un momento a otro en una sonrisa o un grito de ánimo para un compañero cansado. En mi opinión esto se debe a Dios, cuando he ido sola no me he sentido así; cuando iba cansada mi mente me decía: “Tú puedes, esto también pasará”; aunque mi boca maldijera todo a mi alrededor. Así que espero que te animes algún día a hacerlo y si puede ser que sea conmigo. 

Te quiero, Celia.

lunes, 27 de julio de 2015

Testimonio Camino de Santiago

Querida Bea: 

Te escribo esta carta porque realmente espero que de aquí a tres o cuatro años seas tú la que esté aquí sentada, con los pies llenos de ampollas pero emocionada por finalmente haber llegado a Santiago. Esto es algo que te cansarás de oír en cuanto llegue a casa pero es que es verdad: el Camino es una experiencia única. Mejor dicho, es una experiencia única si tú te propones que lo sea. Cuando este año llegué a Ribadeo tenía las expectativas muy bajas sobre este Camino. Sólo pensaba en volver a casa y quería que acabase cuanto antes porque sabía que no iba a ser como el Camino del año pasado. Y claro, no ha sido igual, y menos mal porque así me llevo una experiencia totalmente distinta, ni mejor ni peor. Mi recomendación principal es que no te cierres. Supongo que irás con un grupo de amigos, pero si os abrís a conocer gente nueva os llevaréis momentos increíbles como algunos de los que hemos vivido este año. Mi otro consejo es que no hace falta que estés todo el rato con gente. Yo he disfrutado mucho de los momentos en los que iba caminando yo sola durante un rato largo porque así podía pensar en mis cosas y replantearme otras muchas.

En cuanto a la experiencia religiosa, este Camino te va a ayudar a poner tus pensamientos en orden. Ya sé que tú y yo nunca hemos vivido la religión de la misma manera pero el Camino te ayudará a acercarte más a Dios, tú que eres creyente. A mí personalmente me ha hecho darme cuenta de que echo de menos el apoyo que antes me daba rezar. No digo que ahora sea una creyente profunda que vaya a ir a misa todas las semanas pero sí voy a intentar no volver a cerrarme en banda a la religión como he hecho estos dos últimos años. Así que si quieres, te invito a acompañare en ello. También quiero decirte que te tomes en serio las reflexiones. En ellas me he replanteado muchas cosas y me he dado cuenta de que tengo que ser más justa con papá y, sobre todo, con mamá y ayudarles y hacerles caso mucho más que ahora, sin escudarme en los estudios para ayudar tan poco en casa. 

Con todo, parece que el Camino son sólo experiencias positivas y, aunque en conjunto lo sea, no te voy a mentir, es duro. Ya no sólo por tener que madrugar y tender que andar X km con ampollas y dolores musculares, sino también a nivel psicológico. Más de una vez he estado a punto de llorar por desesperación, por ver que la etapa parecía eterna o por pensar que no iba a conseguirlo. Si esto te pasa te recomiendo que te juntes con varios compañeros y os pongáis a hablar de lo que sea o incluso a cantar. En definitiva, no voy a dejar que termines el cole sin antes haberte convencido para que hagas el Camino, así que vete preparando para dentro de tres o cuatro años. Estoy convencida de que no te arrepentirás y querrás repetir. 

Un beso,

Blanca

miércoles, 22 de julio de 2015

I Turno Camino de Santiago


sábado, 18 de julio de 2015

Cuento: la flor y la mariposa

Cierta vez, un hombre pidió a DIOS
una flor....
....y una mariposa.

Pero DIOS le dió un cáctus....

....y una oruga.

El hombre quedó triste, pues no entendió por qué su pedido llegó errado.

Luego pensó:
Con tanta gente que atender....
Y resolvió no cuestionar.
Pasado algún tiempo, el hombre fue a
verificar el pedido que dejó olvidado.

Para su sorpresa, del espinoso y feo cáctus
había nacido la más bella de las flores

y la horrible oruga se transformó en
una bellísima mariposa.


miércoles, 15 de julio de 2015

BETEL '15

Estás aquí, con tu mejor sonrisa en los labios, con todo lo que te traes entre manos y dando la mejor versión de tí.

Con este grito, los 70 chavales procedentes de San Javier, Novelda, Puente la Reina, Valencia y Madrid y los 13 monitores del campamento, dieron el pistoletazo de salida al campamento Betel '15, lo que no sabían en ese momento era todo lo que les esperaba por vivir.

La máquina del tiempo hiló todo el campamento, donde cada equipo representaba una época histórica que tenía protagonismo cada día. Desde la prehistoria hasta la globalización pudieron realizar yincanas de ingenio, acuáticas, trabajo en grupo, deportivas, yicanas temáticas de grecia, la edad media o la revolución industrial, la tan esperada noche de terror, los diarios momentos tan alegres de piscina, los talleres innovadores donde por ejemplo de su buen hacer dependía la merienda de todo el campamento, visitas al monasterio de la trapa o a la basílica de San Juan de Baños, una visita a santander a un parque multiaventura y a la playa de Suances, amigos visibles e invisibles, un gran video histórico, el tan especial tatami y muchos ratos para conocerse a sí mismos, a sus relaciones, al lugar que ocupan en el mundo, al lugar que tiene Dios en la escalera de nuestra vida, a intentar reparar nuestras heridas más profundas... Mucho tiempo dedicado a disfrutar conociéndose entre ellos, compartiendo lo más valioso que tienen, la vida.

Queremos destacar todo lo que se han movido y todo lo que han conmovido durante estos días. Cada uno de ellos ha dejado su marca en la historia, una historia que queríamos cambiar, que queríamos llenar de buenas noticias, de humanidad, de justicia, de amor, de fe y de alegría.
Gracias a nuestro responsable religioso, Mariano scj, por su entrega, entusiasmo y dedicación en cada momento.
Gracias a los 13 monitores responsables de este campamento, que llevan meses preparando cada actividad, guardándola en cada "carpeta" de la vida para que todos nuestros chavales pudiesen exprimir cada momento.
Gracias a los dehonianos, los que confian en hacer posible año tras año una experiencia tan intensa como es este campus.
Gracias a Dios, por seguir escribiendo renglones con tanto sentido en estos tiempos, por seguir reuniendo a tantos chavales que gritan continuamente que vivirán firmes en la fe.
Y GRACIAS a vosotros, chicos y chicas, por venir, por estar, por entregar, por hacer y por dejaros tocar. Sois la pieza fundamental. Nos quedamos con una frase vuestra que nos tocó muy adentro: "gracias por enseñarme a rezar"

Porque todo cobra sentido si él mueve nuestros pasos y nos invita a cambiar la historia.
Nos vemos en Betel '16 al 100x100.